Navigation – Plan du site
Rubriques électroniques
Artículos traducidos
La Redacción
Traduction de Antonia García Castro

Editorial del primer número de la revista

Cultures & Conflits n°1, 1990-1991
Editorial. Comité de rédaction de Cultures & Conflits
16 mai 2008
Cet article est une traduction de :
Editorial

Texte intégral

1El lanzamiento de una revista es siempre un desafío financiero y humano, pero es también una aventura intelectual. Desafío, porque pensamos que existe un lugar para las revistas en el paisaje intelectual francés y que es posible interesar –dentro del terreno del análisis de los conflictos– un público amplio sin por lo tanto ceder a modas y facilidades. Aventura, porque analizar los cambios del mundo contemporáneo, las nuevas formas de conflictualidad, sus relaciones con las mutaciones del orden mundial, se ha convertido en una prioridad de la investigación en ciencias sociales. Del encuentro entre las expectativas de un público e investigaciones de fondo nacerá, así lo esperamos, una dinámica de la cual Cultures & Conflits quiere ser vector.

2Encarando los problemas de violencia política y de conflictualidad, la ambición de Cultures & Conflits es convertirse en un lugar donde una verdadera confrontación intelectual pueda llevarse a cabo entre investigadores de formación y orígenes distintos: antropólogos, historiadores, geógrafos, sociólogos, politólogos, estrategas... Es indispensable ir más allá de las lógicas de pensamiento que mantienen la reflexión abocada a los conflictos en el marco tradicional de divisiones universitarias o administrativas.

3Numerosos trabajos han sido realizados estos últimos años tanto en ciencia política, en sociología como en antropología. Pero el estudio de la conflictualidad siempre ha sido encarado de manera reductora como si ésta no fuera más que un elemento de política extranjera, de geografía o de relaciones internacionales. Nuestra opción es distinta. Pensamos que el campo de los estudios de la conflictualidad adquiere su interés, su riqueza y su complejidad, del estar situado en la interfase entre relaciones internacionales y análisis comparado de las sociedades políticas. Dicho campo vincula una serie de estudios que a menudo se ignoran entre sí y otras veces se excluyen. Desde nuestro punto de vista, el conocimiento íntimo de las sociedades locales, de las culturas específicas que emergen del trabajo de antropólogos, de historiadores, de sociólogos, deber tener en cuenta e impregnarse de reflexiones más generales sobre las condiciones de estabilidad del orden internacional, de la disuasión, o de formas del ejercicio del poder político que estudian diversos politólogos. Sólo de esta manera podrán surgir preguntas y problemáticas nuevas, cada vez más finas y capaces de tener en cuenta las dinámicas conflictuales que atraviesan las sociedades y trastornan las relaciones internacionales.

4¿Cuáles son los mecanismos de la prolongación de los conflictos? ¿Cómo se entrecruzan las imágenes pero también la realidad de este nuevo tópico del discurso estratégico que es la amenaza que el Sur ejercería sobre el Norte? ¿Cuáles son las imbricaciones entre lógica mafiosa y clase política en lo referente al mercado de la droga y lo que ahí está en juego? ¿De qué manera se articulan los apremios económicos y financieros con las rebeliones urbanas que explotan en los países del tercer mundo? ¿Cuáles son las nuevas formas de conflictualidad política en las sociedades occidentales? ¿Cómo gestionar esas violencias en las ciudades – violencias que algunos señalan como “terroristas”, como “alzamientos” o “motines”?

5Estos temas que Cultures & Conflits se propone abordar en 1991 pretenden, en su misma formulación, ir más allá de las lecturas de tipo clásico en relaciones internacionales. En primer término se trata de encarar las lógicas transnacionales de las cuales, a menudo, se desprenden las dinámicas conflictuales. En segundo término se trata de entender cuáles son los arraigos sociales y culturales que determinan sus trayectorias.

6El análisis de las dinámicas conflictuales, encarado de esta manera, supone un ejercicio de tipo comparativo para evitar la segmentación habitual en zonas geográficas que la universidad produce y reproduce sin cesar (centros sobre África, Asia, el Pacífico...). Dicha segmentación, al confundir agrupamiento geográfico y problemática, impide analizar los repertorios políticos y culturales de las sociedades en conflicto. De esta manera, la originalidad de la revista será sin duda alguna el hecho de situarse en un plano mundial; también de contribuir a la puesta en relación de disciplinas y de zonas geográficas insistiendo, desde una perspectiva comparativa, en la formación de problemáticas comunes alrededor del estudio teórico de la conflictualidad llevado a cabo por investigadores de horizontes diversos.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

La Redacción, « Editorial del primer número de la revista », Cultures & Conflits [En ligne], Textos en castellano, mis en ligne le 16 mai 2008, consulté le 26 mars 2017. URL : http://conflits.revues.org/7453

Haut de page

Droits d’auteur

Creative Commons License

Creative Commons License

Ce texte est placé sous copyright de Cultures & Conflits  et sous licence Creative Commons.

Merci d’éviter de reproduire cet article dans son intégralité sur d’autres sites Internet et de privilégier une redirection de vos lecteurs vers notre site et ce, afin de garantir la fiabilité des éléments de webliographie. » (voir le  protocole de publication, partie « site Internet » : http://www.conflits.org/index2270.html).

Haut de page